Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes AC


Mirar más allá de lo evidente: Zavala y Esparza en el Seminario Permanente de Estudios Socioculturales

En la vida cotidiana experimentamos prácticas y discursos que no suelen ser cuestionados. Una de las tareas de la investigación social es justamente interrogar a la realidad y mirar más allá de lo evidente. En esta búsqueda se inscriben los trabajos que presentaron Edgar Zavala Pelayo y Vicente Esparza Jiménez, el viernes 4 de junio de 2010, en el Seminario Permanente de Estudios Socioculturales.

En primer término, expuso su trabajo Edgar Zavala Pelayo, quien es Licenciado en Relaciones Industriales por la Universidad de Guanajuato y actualmente estudia el Doctorado en Sociología en la Universidad de Edimburgo. Bajo el título “Catolicismo y teorías sociológicas: una exploración de la dominación epistemológica a través de los casos de sociólogos mexicanos”, compartió algunos avances de su investigación doctoral.

De entrada explicó que su punto de partida es la nueva sociología del conocimiento, en la cual el factor social no se considera como un contaminante, sino como generador del conocimiento científico. De manera concreta, se pregunta por qué en México no se producen teorías sociológicas y aborda la producción teórica, en relación con el factor religioso, desde la perspectiva ideológica. Posteriormente mostró algunos resultados preliminares de su estudio, luego de haber hecho el pilotaje y la primera parte de su trabajo de campo, que le han permitido comprender que el discurso católico no puede aislarse como variable, sino que está combinado con otros y que quizás el discurso católico, tan fuerte en México, pueda relacionarse de manera profunda con nuestras estructuras de pensamiento.

En seguida, Vicente Esparza Jiménez, quien es Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Aguascalientes y Maestro en Historia por El Colegio de San Luis, habló de un estudio que hizo recientemente: “La conmemoración de la Expropiación Petrolera en Aguascalientes, 1938-1948”.

El punto de partida fue hablar de la conmemoración, como ritual público de reconstrucción de la memoria y de los usos políticos de estas prácticas. Después presentó la reconstrucción que hizo, a partir de la evidencia empírica encontrada, sobre los trabajadores aguascalentenses de aquel tiempo, que apropiaron la conmemoración para realizar una manifestación pública, orientada a exigir mejores prestaciones laborales; y sobre las transformaciones en la conmemoración, cuando el Estado la apropió para legitimarse y restarle poder a la figura de Lázaro Cárdenas. Finalmente, reflexionó sobre el caso que vivimos actualmente, en la conmemoración del Bicentenario más que del Centenario; éste último, dijo, suele ser identificado con el Partido Revolucionario Institucional.

La discusión, además de abordar ciertas particularidades de ambos trabajos, se orientó hacia algunos asuntos clave de la investigación social. En primer lugar, las razones de los investigadores para elegir determinado objeto. En segundo lugar, sobre las elecciones metodológicas y las diferencias entre las técnicas que emplea la sociología y aquéllas que son propias de la historia. Finalmente, se habló de la necesidad de todo investigador, de tomar distancia frente a su trabajo y cuestionar sus propios marcos.

Con esto finalizó la cuarta sesión del Seminario Permanente de Estudios Socioculturales, del Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes AC.



Dos visiones sobre la ciudad en el Seminario de Desarrollo Regional y Estudios Urbanos
mayo 18, 2010, 1:10 pm
Filed under: investigación, memoria | Etiquetas: , , ,

La segunda sesión del Seminario Permanente de Desarrollo Regional y Estudios Urbanos, contó con la participación de Francisco Javier Delgado Aguilar y Marlene Barba Rodríguez, quienes pusieron en la mesa de discusión, algunos resultados de sus respectivas tesis.

En primer término, el historiador Francisco Javier Delgado Aguilar presentó la ponencia “El papel de la demanda en el desarrollo de la industria de energía eléctrica en Aguascalientes durante la primera mitad del siglo XX”, la cual reporta una parte de los resultados de su tesis doctoral (Historia, El Colegio de México), sobre la evolución de los servicios públicos. Él expuso un panorama general de las compañías que proveían el servicio de energía eléctrica en Aguascalientes y planteó algunos elementos clave de la demanda de energía en la ciudad, tanto en contextos industriales, como en los domésticos.

En el grueso de los estudios sobre la industria de la energía eléctrica en México en el siglo XX, el foco de interés se ubica en la relación entre las compañías y el gobierno; a diferencia de ellos, el trabajo presentado por Delgado Aguilar centra su atención en la demanda de energía. Precisamente esto fue señalado como una fortaleza, por el doctor Néstor Duch Gary, quien comentó el trabajo e hizo interesantes puntualizaciones.

“Los edificios son testigos del acontecer de una ciudad y de quienes la habitan”, con esta idea, la arquitecta Marlene Barba Rodríguez, comenzó la exposición de su trabajo “La colonia Gremial. Regenerar conservando”, una síntesis de su tesis de maestría (Diseño, Universidad Autónoma de Aguascalientes). De entrada, habló de los antecedentes históricos de la colonia, donde Douglas jugó un papel fundamental, como promotor del cambio urbano en la ciudad. Posteriormente, mostró los principales resultados de una encuesta orientada a conocer el imaginario colectivo de los habitantes de la colonia; se detectó una necesidad de espacios para convivir, problemas de alumbrado público y más. A partir de ello, Barba Rodríguez planteó una propuesta de conservación y reutilización de espacios.

Los comentarios estuvieron a cargo del historiador Gerardo Martínez Delgado, quien elogió el olfato de historiadora que, sin serlo, tiene la expositora. Hizo además algunas sugerencias muy puntuales, para tomarse en cuenta en el trabajo.



Miradas sobre la prensa y la educación privada, en el Seminario de Estudios Socioculturales
abril 20, 2010, 7:13 pm
Filed under: investigación, memoria | Etiquetas: , , ,

El sábado 17 de abril de 2010 se realizó la tercera sesión del Seminario Permanente de Estudios Socioculturales, con la presentación de dos avances de investigación, por parte de Salomón de la Torre Ibarra y Cynthia Iniesta Salazar.

En primer término, Salomón de la Torre Ibarra, quien es Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, presentó su ponencia titulada “Notas sobre los lectores de prensa en Zacatecas y Aguascalientes, 1828-1835”, un avance de la investigación que realiza junto a José Saúl Castorena Hernández y Marco Antonio Flores Zavala. Señaló que la primera imprenta en Zacatecas, se instaló en 1823 y se presentó como un avance tecnológico necesario, que fomentaría la educación; pero precisamente las autoridades monopolizaron los medios impresos. Su pregunta central es si, a partir de eso, aparecieron nuevos lectores y nuevas formas de lectura. Entre los avances presentados, el historiador habló de distintos tipos de lectores y sus motivaciones para leer en aquel tiempo.

Posteriormente, Cynthia Iniesta Salazar, quien también es Licenciada en Historia por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, expuso un avance de su proyecto investigación “Educación privada en Aguascalientes. El caso del Instituto La Paz a principios del siglo XX”, un estudio histórico sobre el Instituto La Paz, que es una de las escuelas más antiguas y que ha trascendido por muchos años en la sociedad aguascalentense. En su oportunidad, habló sobre el contexto histórico de la fundación y desarrollo el Instituto, caracterizado por el conflicto entre la Iglesia y el Estado, por la orientación y dirección de la educación mexicana, después de la lucha por la independencia.

Las dos exposiciones fueron discutidas ampliamente discutidas entre los participantes del Seminario Permanente.

Texto y fotos: Dorismilda Flores Márquez


Culmina el seminario-taller La Interdisciplinariedad en las Ciencias Sociales

Lo interdisciplinario ha constituido el centro de los intereses y del trabajo del Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes, ya que lo concebimos como una forma de construir conocimiento a partir de los encuentros y diferencias entre disciplinas. Por esta razón, se ofreció por segunda vez el seminario-taller La Interdisciplinariedad en las Ciencias Sociales, realizado del 6 de febrero al 27 de marzo, en el Museo Ferrocarrilero.

El seminario-taller abrió con la sesión titulada “Pensar la interdisciplina: propuestas teóricas y reflexiones prácticas a partir de una experiencia en investigación educativa”, con la participación de Felipe Martínez Rizo. Él cuenta con estudios en sociología y filosofía, fue rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes de 1996 a 1998 y director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa entre los años de 2002 y 2008; actualmente es profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, es también miembro del Sistema Nacional de Investigadores, con el nivel II.

Martínez Rizo partió de una explicación epistemológica sobre los criterios de clasificación de las disciplinas y afirmó que las divisiones entre ellas son muy arbitrarias. Señaló que la pertinencia y la calidad de una investigación no dependen del objeto empírico en sí mismo, sino del abordaje propuesto por el investigador; tal abordaje se enriquece cuando es interdisciplinario y multimetodológico. Posteriormente, compartió su experiencia de trabajo en evaluación educativa y definió una serie de factores demográficos, económicos, políticos, sociales, culturales y pedagógicos que intervienen sobre la educación básica y que exigen acercamientos complejos. Por ello, dijo, la investigación educativa es eminentemente interdisciplinaria.

La segunda sesión, “Interdisciplinariedad y estudios de medios”, estuvo a cargo de Rebeca Padilla de la Torre, quien es Licenciada en Medios Masivos de Comunicación por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Maestra en Comunicación por la Universidad de Guadalajara y Doctora en Estudios Científico Sociales por el ITESO. Actualmente es profesora-investigadora en el Departamento de Comunicación, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes y ha concentrado su carrera académica en el análisis de las audiencias.

Padilla presentó un panorama de los estudios de medios como un campo de interfaces, que se ha formado en torno a objetos comunicativos, pero se ha nutrido de las aportaciones de otras disciplinas, como la ciencia política, la sociología, la antropología, la economía, la historia y la geografía cultural. Explicó que el carácter cambiante de las tecnologías y prácticas mediáticas es un desafío para los estudios de medios, puesto que lo que se investiga pronto queda obsoleto para explicar la compleja realidad social. Finalmente, hizo una reflexión acerca de las transformaciones en el imaginario sobre la relación entre el hombre y la tecnología, a partir de la observación de tres escenas de las películas Blade runner, Matrix y Avatar.

“La etnografía en el campo de la antropología lingüística” fue el título de la tercera sesión del seminario-taller, la cual fue impartida por Cecilia Caloca Michel, quien es Licenciada en Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara y Maestra en Antropología por la UNAM; actualmente trabaja como profesora en la Universidad de Colima.

La expositora señaló primeramente la presencia de la etnografía en las ciencias sociales, para, posteriormente, situarla en el campo de la antropología lingüística. Hizo un repaso de técnicas etnográficas, tales como la observación, las entrevistas en profundidad, los grupos de enfoque, entre otros. También hizo un acercamiento teórico breve al lenguaje como recurso de la cultura y al estudio de las prácticas lingüísticas. Finalmente mencionó varios programas computacionales útiles para el trabajo de documentación lingüística.

El siguiente turno fue para Jesús Aguilar López, quien es Doctor en Procesos Políticos por la UAM Iztapalapa, profesor-investigador en la Universidad de Guanajuato y actual presidente del Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes AC. Su sesión llevó por título “Problemas contemporáneos de la ciencia política: el caso del comportamiento electoral”, la cual tuvo como puntos clave las dificultades  que en esta  disciplina han surgido.

En un primer momento, Aguilar abordó el pensamiento político en las tres vertientes principales que asume: discurso político, filosofía política y ciencia política. Posteriormente señaló cuatro dimensiones de reflexión: el conocimiento que engloba la ciencia política —el hecho de ser integradora y no definirse por una sola materia, que conceptualmente se puede asociar con la política, presenta dificultades—, la lógica y la metodología de la disciplina —sobre todo por los desacuerdos en torno a los enfoques cualitativos y cuantitativos—, el método comparativo —se trate de una comparación histórica o internacional— y la enseñanza de la disciplina. En este último punto, enfatizó la diferencia entre dos términos en los que suele haber confusión: política y ciencia política; el primero se refiere al ejercicio de la política, el segundo a la disciplina que estudia todo lo relacionado con la política.

“Vida cotidiana. El caso de los deportes” fue el título de la quinta sesión del seminario-taller, la cual estuvo a cargo de Luis Carlos Ovalle Morquecho, quien es maestro en Historia por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, profesor de la Universidad Pedagógica Nacional Unidad Aguascalientes e integrante del CESAAC.

La importancia del tiempo libre en la vida cotidiana fue uno de los ejes de la intervención de Ovalle Morquecho, ya que, como él mencionó, las emociones que busca tener el ser humano en las actividades que realiza en el tiempo libre, son diferentes a las que normalmente se experimentan. En repetidas ocasiones, el expositor invitó a la reflexión sobre todas aquellas cosas que realizamos día a día durante nuestro tiempo libre, mismas que han cambiado a lo largo de los años, junto a las transformaciones en la jornada de trabajo y el tiempo destinado al ocio. Finalmente, el historiador compartió su experiencia de investigación sobre el uso del tiempo libre para la práctica u observación de los deportes.

La sexta sesión estuvo a cargo de Luciano Ramírez Hurtado, quien es doctor en Historia del Arte por la UNAM, profesor-investigador del Departamento de Historia en la Universidad Autónoma de Aguascalientes y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. “Los estudios iconográficos en la investigación histórico-artística” fue el título de su participación.

En ella, Ramírez Hurtado hizo un recorrido por la historia del arte, señaló que tal disciplina es eminentemente humanística y destacó que los historiadores del arte deben tener conocimiento también de otras disciplinas. Posteriormente habló sobre metodología, teorías y prácticas; mencionó a los estudios iconográficos, donde los historiadores se centran en la historia de las ideas y de las imágenes, las cuales se vuelven su principal objeto de estudio. Explicó, para ello, el método de Panofsky, que consiste en analizar, describir e interpretar la imagen. Como último punto, el doctor compartió su experiencia de investigación sobre la Soberana Convención Revolucionaria y cómo ésta ha sido abordada en imágenes por el discurso oficial.

En la sesión final, el sábado 27 de marzo, dos estudiantes presentaron sus ensayos finales. En primer término, Mayra Guadalupe Cortez Acosta expuso su trabajo, un ejercicio que le permitió repensar, desde la perspectiva de la interdisciplinariedad, una investigación que realizó acerca de la problemática del agua y el fomento del consumo responsable; ella es licenciada en Comunicación Medios Masivos y Maestra en Ciencias Sociales con especialidad en Educación.

Posteriormente, Jorge Refugio García Díaz, quien es licenciado en Historia, habló de su escrito sobre la historia cultural y lo interdisciplinario, señaló que la historia compagina con todas las áreas del saber. En torno a los dos trabajos, se dio un acalorado debate sobre el trabajo interdisciplinario, las divisiones que permitieron legitimar las disciplinas como tales y las implicaciones del trabajo de investigación del pasado frente al abordaje del presente.

Fue así como terminó el segundo seminario-taller La Interdisciplinariedad en las Ciencias Sociales, organizado por el Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes AC.

Texto: Dorismilda Flores Márquez y María de Jesús Sandoval González
Fotografías: Dorismilda Flores Márquez, Gerardo Martínez Delgado y María de Jesús Sandoval González


Inicia el Seminario-taller La Interdisciplinariedad en las Ciencias Sociales
febrero 9, 2010, 5:18 pm
Filed under: docencia, memoria | Etiquetas: , , ,

La realidad es tan compleja, que es imposible abarcarla desde las parcelas separadas de las distintas disciplinas; por ello, en la búsqueda de comprender y explicar procesos sociales cada vez más complejos, gran cantidad de investigadores han optado por abordajes interdisciplinarios. El Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes ha buscado, desde su fundación, dialogar interdisciplinariamente y construir conocimiento a partir de los encuentros y diferencias entre distintas disciplinas sociales.

Con ese afán, el Colegio realiza actualmente el seminario-taller La Interdisciplinariedad en las Ciencias Sociales, cuya primera sesión se llevó a cabo el sábado 6 de febrero de 2010; en ella, el licenciado Felipe Martínez Rizo abordó  la interdisciplina a partir de una experiencia en investigación educativa, tratando el caso concreto de su gestión en el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. En su exposición trazó algunos apuntes teóricos y metodológicos, que permitieron a los asistentes reflexionar sobre la complejidad de los objetos de estudio y la necesidad de abordarlos desde distintas perspectivas.

En las próximas sesiones, otros investigadores harán sus aportaciones sobre lo interdisciplinario, desde campos como los estudios de comunicación, la antropología lingüística, la historia de la vida cotidiana, la iconografía y las ciencias políticas.



Distintas miradas sobre la ciudad
febrero 7, 2010, 11:20 pm
Filed under: investigación, memoria | Etiquetas: , , , , ,

El Seminario Permanente de Desarrollo Regional y Estudios Urbanos, del Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes,  tuvo un par de sesiones en días recientes. En ambas, la ciudad estuvo en el centro de la discusión, a partir de distintas perspectivas, intereses y abordajes.

El sábado 30 de enero, por la mañana, los doctores Marco Alejandro Sifuentes y Carlos Parga Ramírez, del cuerpo académico de Estudios Arquitectónicos Urbanos de la UAA, dieron lectura a su trabajo titulado “La arquitectura de la globalización en contextos históricos: identidades y simulación en el sector urbano de la Feria de San Marcos”. En él abordaron el caso de las intervenciones arquitectónicas, que se han realizado en los años recientes, en la zona ferial de Aguascalientes, concretamente, en el andador J. Pani. Los investigadores enmarcaron tal transformación, en una tendencia de “arquitecturas de la globalización”, que se caracteriza por construcciones espectaculares y simuladas, encaminadas a la turistificación de los lugares. Las fachadas del mencionado andador lucen ahora uniformadas, con un estilo que recuerda el estereotipo de Mexican pueblito; esto atentó, de acuerdo con Sifuentes y Parga, contra el patrimonio arquitectónico de Aguascalientes.

Los comentarios respecto a la presentación, corrieron a cargo del maestro Francisco Javier Delgado Aguilar, quien enfatizó que encontró en el texto cierta idealización de lo tradicional frente a los cambios. Otros participantes del seminario, coincidieron en esta idea y señalaron que las nuevas instalaciones del andador J. Pani no representaron un cambio radical, sino que son la versión más reciente de una serie de transformaciones arquitectónicas de la zona, a lo largo de muchos años. Luego de una sesión de comentarios tan extensa como profunda, Marco Sifuentes enfatizó la riqueza de la discusión sobre un objeto de estudio, desde perspectivas tan distintas, como la arquitectura, la sociología, la historia y más.

Unos días después, el viernes 5 de febrero de 2010, el historiador Gerardo Martínez Delgado, del Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes, presentó un avance de su trabajo “Las ciudades mexicanas del siglo XX: propuestas metodológicas y perspectivas de investigación a partir del análisis de fotografías aéreas”. En él reúne las vetas que ha trabajado desde hace años: la historia urbana y, además, el análisis de fotografías. Siguiendo a Hobsbawm, Martínez Delgado señaló al proceso de urbanización como el cambio más drástico del siglo XX, ya que durante ese tiempo se redujeron los asentamientos rurales a la vez que se incrementaron los centros urbanos. En ese contexto, la fotografía aérea se erigió como un instrumento de apoyo para la planeación, pero tiene ahora un gran valor histórico. El autor describió distintos tipos de registros fotográficos —desde las fotos de frente o de fachadas hasta las ortogonales o aéreas—, abordó también una categorización de las condiciones de producción de las fotografías —cuándo, cómo y para qué se producen— y señaló, finalmente, el lugar de la fotografía aérea como fuente para la investigación social.

La encargada de comentar el trabajo, fue la doctora Silvia Bénard Calva, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes; ella enfatizó la aportación metodológica de estas propuestas para el análisis, comentó algunas experiencias interesantes en materia de usos de imágenes en la investigación social; sobre todo, advirtió a Martínez que, al observar la ciudad a través de la fotografía, debe observar también a los sujetos que habitan la ciudad. En esto último coincidieron buena parte de los presentes, en la tensión entre la ciudad construida y la ciudad vivida. Se planteó incluso una metáfora: cuando más abierta es una toma fotográfica aérea, más posible es ver la ciudad; pero a medida que se hace un acercamiento a determinado punto de la toma, se hace observable la gente.



Las alteridades a discusión

El Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes ha comenzado sus actividades de 2010, con la sesión del Seminario Permanente de Estudios Socioculturales; en ella participaron las investigadoras Rebeca Padilla de la Torre, Evelia Reyes Díaz y Ana Lilia Ruiz López.

El primer turno fue para Rebeca Padilla de la Torre, quien es Doctora en Estudios Científico-Sociales por el ITESO y profesora-investigadora del Departamento de Comunicación, en la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Bajo el título “Perfiles socioculturales de ciudadanía. Identidades urbanas y geografías mediáticas”, presentó los hallazgos principales de su investigación más reciente, en la que abordó el vínculo entre lo mediático y lo urbano, en cinco escenarios contrastantes en la ciudad de Aguascalientes: los japoneses, los defeños que llegaron a la ciudad con la descentralización del INEGI, los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los habitantes de la colonia Vicente Guerrero y los socios del Club Campestre. La autora definió estas identidades y explicó que sus prácticas mediáticas cobran sentidos distintos a partir de las comunidades a que se adscriben. Los casos estudiados permiten interrogar la ciudadanía formal, desde un panorama de incertidumbres y desarraigos que atraviesan los sentidos de pertenencia; pero además, dejan ver geografías mediáticas, es decir, apropiaciones y relaciones por las que cada identidad construye un espacio mediático propio. Padilla señaló, finalmente, que investigar la propia ciudad es pertinente, entre otras cosas, porque los mismos procesos de transformación y de producción de la diferencia.

Posteriormente, Evelia Reyes Díaz, expuso sus “Propuestas para el análisis de la sociabilidad de los extranjeros en México”. Ella es actualmente estudiante del Doctorado en Historia, en el Colegio de México, e integrante del Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes. En su oportunidad, trazó algunas reflexiones encaminadas a estructurar su proyecto de investigación, que se encamina al análisis de xenofilias y xenofobias en la ciudad de Aguascalientes, desde el porfiriato hasta los años veinte o treinta. Para ello presentó un panorama de estudios sobre la migración, en el cual se enmarca el abordaje de la sociabilidad entre extranjeros y nacionales. En este sentido situó tres perspectivas:  historia y sociología, historia sociocultural y estudio de los extranjeros como grupos subalternos. La búsqueda de la autora es construir una discusión teórico-metodológica que le permita abordar su objeto de estudio de la manera más pertinente.

Para finalizar la sesión, el trabajo “La Junta de Beneficencia Pública y las clases menesterosas en Aguascalientes, 1879-1942” fue expuesto por Ana Lilia Ruiz López, quien es Licenciada en Historia por la Universidad Autónoma de Aguascalientes. De entrada, señaló que su trabajo está en proceso, por lo que su exposición se concentró en un primer avance. Abordar la relación entre las clases menesterosas y la beneficencia pública, según dijo Ruiz López, permite observar el control social en la ciudad. Explicó también la temporalidad de su estudio, el punto de partida es 1879, puesto que corresponde a la fundación de la Junta de Beneficencia Pública y 1942 a su desaparición, que dio paso a otra forma de asistencia social. En ese periodo tan largo, implica que hubo transformaciones tanto en la operación de las actividades de beneficencia, como en la sociedad misma, sobre todo si consideramos que en esos años se condensan el porfiriato, la Revolución Mexicana y la época postrevolucionaria.

Si bien los objetos de estudio que las tres investigadoras presentaron son muy distintos entre sí, los puntos de convergencia se dieron en el abordaje de la alteridad frente a la identidad, desde perspectivas diferentes, tanto de las expositoras como de los participantes — la historia, la antropología, la comunicación y los estudios socioculturales en este caso — y con intereses diversos. Precisamente las diferencias posibilitaron una discusión muy enriquecedora, puesto que los participantes, a partir de su formación y su experiencia, aportaron ideas y compartieron reflexiones en torno a los trabajos.



Entre memorias y desafíos: un recuento del CESAAC en 2009, por Dorismilda Flores Márquez
diciembre 31, 2009, 12:06 am
Filed under: difusión, docencia, investigación, memoria | Etiquetas: ,

El fin de un año es buen momento para mirar lo que se ha sido y pensar lo que se quiere ser. En ese sentido, 2009 representó la continuación del trabajo del Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes.

Investigación, Docencia y Difusión han sido las áreas sustantivas que, desde el principio, orientan nuestro trabajo. Precisamente, una de las razones de ser del Colegio es generar espacios para la investigación social y propiciar la discusión abierta de sus avances y resultados; esto se ha materializado en los seminarios permanentes de investigación que, en 2009, se han puesto en marcha.

El Seminario Permanente de Procesos Políticos estuvo muy activo en el año, celebró cinco sesiones en las que participaron Vanessa Góngora Cervantes, Caroline Beer, Aquiles Omar Ávila Quijas, Juan Antonio Rodríguez González, Andrés Reyes Rodríguez, Alex Ricardo Caldera Ortega y Jesús Aguilar López. En sus aportaciones al estudio de lo político se dio una convergencia de miradas desde la historia, los estudios de género y la propia ciencia política.

Por su parte, el Seminario Permanente de Estudios Socioculturales, cuyo foco de interés se ha colocado sobre las prácticas sociales y los significados que encarnan, tuvo hace un par de meses su primera sesión, con la presencia de Corina Ruiz Flores Frausto y Dorismilda Flores Márquez; si bien los objetos de estudio presentados  corresponden a la educación y a la comunicación, su complejidad requiere abordajes que integren la sociología, los estudios culturales y más.

Resulta importante también recordar que, desde mayo de 2009, el Colegio está inscrito en el Reniecyt (Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas) del Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología).

En Docencia tuvimos dos muy buenas experiencias este año. En mayo, el Seminario Historia, Desafíos y Oportunidades de la Planeación Urbana en Aguascalientes representó una oportunidad para reunir académicos, profesionistas y funcionarios públicos, en torno a la planeación de las ciudades. Para ello, se contó con la participación del doctor Mario Bassols Ricardez, cuyas aportaciones al estudio de las ciudades y el desarrollo urbano consideramos fundamentales; asimismo, colaboraron los funcionarios municipales que coordinan la planeación urbana en los municipios de la Zona Metropolitana de Aguascalientes, Netzahualcóyotl López Flores, José Enrique González Pacheco Arce, Juan José Orozco y Juan Pedro Muñoz Ortega.

Tiempo después, de agosto a octubre, se realizó el Diplomado en Historia de la Región de Aguascalientes, en el cual se repasó la historia política, económica, urbana y sociocultural de la ciudad. Las sesiones estuvieron a cargo de historiadores de la región, tanto consolidados como emergentes: Jesús Gómez Serrano, Yolanda Padilla Rangel,  Andrés Reyes Rodríguez, Enrique Rodríguez Varela, Salvador Camacho Sandoval, Francisco Javier Delgado Aguilar, Vicente Esparza Jiménez, Cynthia Iniesta Salazar, Gerardo Martínez Delgado y Evelia Reyes Díaz.

En agosto el Colegio cumplió su primer año y lo celebramos con la presencia del doctor Raúl Trejo Delarbre — investigador de la UNAM y actual presidente de la AMEDI (Asociación Mexicana del Derecho a la Información) —, quien impartió la conferencia “Retos de México en las relaciones entre sociedad, política y comunicación”.

De igual manera, participamos como co-organizadores de otras conferencias en el año. En enero, apoyamos las labores del Ayuntamiento de Jesús María, en el ciclo de conferencias sobre la reforma del estado que impartió el doctor Arnaldo Córdova —investigador emérito de la UNAM—, en el Congreso del Estado y la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Recientemente, colaboramos con el Ayuntamiento de Aguascalientes en la organización de la conferencia “Historia, memoria y celebración, a propósito del bicentenario de la Independencia de Colombia”, dictada por el doctor Germán Mejía Pavony —investigador de la Pontificia Universidad Javeriana y coordinador de la Comisión para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia de la República de Colombia—, el 2 de diciembre, en el Centro Cultural Los Arquitos.

Asimismo, en agosto participamos en el Foro La Cultura a Debate, organizado por la Regiduría de Educación y Cultura, del Ayuntamiento de Aguascalientes.

Este año, además, se publicaron los libros de dos de nuestros compañeros. El 18 de noviembre se presentó Comportamiento electoral. Aguascalientes 2007, de Jesús Aguilar López; bajo la edición del Instituto Estatal Electoral. El 3 de diciembre tocó el turno a Cambio y proyecto urbano. Aguascalientes 1880-1914, de Gerardo Martínez Delgado; la edición fue un trabajo conjunto de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, la Pontificia Universidad Javeriana, el Fomento Cultural Banamex y el Municipio de Aguascalientes.

En suma, 2009 fue un gran año para el Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes, puesto que se han construido bases sólidas para una institución que, esperamos, dure muchos años. Vemos con satisfacción el trabajo realizado y tenemos muy claros los retos que nos esperan en 2010. ¡Feliz año para todos!



Se presentó el libro de Gerardo Martínez, Cambio y proyecto urbano. Aguascalientes 1880-1914
diciembre 12, 2009, 5:29 pm
Filed under: difusión, memoria | Etiquetas: , , , ,

Cambio y proyecto urbano. Aguascalientes 1880-1914, es el título del libro que se presentó el jueves 3 de diciembre en la Unidad de Estudios Avanzados de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. El autor, Gerardo Martínez Delgado, es miembro del Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes AC. En la presentación participaron como comentaristas Jesús Gómez Serrano, Germán Mejía Pavony, así como Otto Granados Roldán.

En su oportunidad, Jesús Gómez Serrano —quien es doctor en historia, miembro del Sistema Nacional de Investigadores, autor de 18 libros como autor único y profesor de la Universidad Autónoma de Aguascalientes—, hizo una revisión puntual y un balance de las aportaciones del texto: “es un libro que enriquece sensiblemente la historiografía urbana y regional, que nos ayuda a entender los grandes cambios que se operaron en la ciudad durante esas décadas, las razones de quienes los idearon, sus costos y beneficios, los grandes intereses que entraron en juego y la forma en que alteraron el paisaje urbano”.

Gómez Serrano consideró que Gerardo Martínez pertenece a una generación de historiadores “provista de nuevas armas críticas”, que han aprovechado la labor de una generación distinta, a la que dijo pertenecer él mismo, “que empezó a publicar en los primeros años 80, le tocó organizar archivos, consultar por primera vez acervos que durante cientos de años habían dormido el sueño de los justos”. El suyo, finalizó, “es un libro que tiene personalidad, que propone una novedosa y sugestiva visión del desarrollo de la ciudad de Aguascalientes” y que está hecho “con paciencia y esmero de artesano”, que reivindica “lo mejor de nuestro antiguo oficio”.

Por su parte, Germán Mejía —doctor en historia de América Latina, ex director del Archivo de Bogotá, profesor en la Universidad Javeriana de Bogotá y en la Universidad Nacional de Colombia, actual presidente de la Comisión para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia en la República de Colombia— se refirió al significado de la publicación de un libro y a los alcances que el de Gerardo Martínez tiene en el conjunto de trabajos de historia urbana en América Latina. Dijo que una presentación es siempre un rito de paso, y que desde ese momento los resultados de una investigación dejan de pertenecerle al autor y se someten al juicio de los lectores.

A pesar de la importancia del fenómeno urbano, de la extensa historia de las ciudades, fue hasta hace muy poco que los historiadores volvieron sus ojos a la investigación urbana, subrayó Mejía: “deberían ser muchos, pero la verdad son pocos hasta ahora los libros serios que tenemos sobre la forma en que se han ido construyendo nuestras ciudades”. El de Gerardo, afirmó, es uno que contribuye significativamente a entender mejor un proceso que cruza todas las ciudades de América Latina para la misma época.

Otto Granados Roldán —maestro en Ciencia Política, autor de una decena de libros, ex gobernador del estado de Aguascalientes y Director del Instituto de Administración Pública del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey—, el tercer presentador, dijo que más que un libro de historia urbana, el que se comentaba es “un retrato de época”, un producto académico bien trabajado, que permite entender lo que ha pasado y lo que pasa ahora en Aguascalientes, ya que se erige como una fotografía de cómo se encontraba constituida la sociedad en aquel momento.

Granados Roldán subrayó que, en aspectos formales, el libro destaca por la cuidada edición, las 131 fotografías escogidas que no sólo ilustran sino informan y soportan los argumentos, además de los 47 planos y varias decenas de tablas en las que se analiza la élite que construyó e intervino en la ciudad, los proyectos que se echaron a andar, la forma en que se instalaron nuevas formas de servicios públicos para cubrir viejas necesidades, los tiempos y razones en que la urbe se extendió y el proceso de construcción de viviendas particulares, fábricas y otros edificios.

El autor, Gerardo Martínez Delgado —quien es maestro en historia por la Universidad Javeriana de Bogotá y actualmente coordina la línea de investigación Desarrollo Regional y Estudios Urbanos en el CESAAC—, hizo una breve historia de la construcción del libro: se inició hace varios años, primero fue el interés por la ciudad al recorrerla y vivirla, luego el problema fue adquiriendo sentido con las lecturas y la formación como historiador, hasta tomar forma como tesis de maestría en historia.

Explicó que el libro partió de preguntas aparentemente sencillas: ¿cómo, cuándo y por qué cambian las ciudades y por qué cambió una ciudad como Aguascalientes durante los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX? “Encontré y sostengo, que hubo un cambio y un proyecto urbano, dirigido, que en buena medida cruza casi todas las ciudades de América Latina. El trabajo parte de una idea diferente de la que tienen casi todas las investigaciones sobre ciudades: cuando se piensa en cambio se asocia necesariamente a crecimiento, pero el cambio implica otras cosas, y los proyectos logran ejecutarse con diferentes alcances, con expresiones variables”.

“Me gusta pensar que este libro nos puede ayudar a entender un poco nuestra ciudad de hoy —abundó el autor—, nuestras ciudades, que no es solo un libro de historia, sino que detrás de sus páginas podemos encontrar a las elites, autoridades, tomadores de decisiones, profesionistas, a quienes la vivimos y padecemos, que en un libro de historia como este podamos comprender mejor la ciudad, como un artefacto histórico que se va construyendo con influencias diversas, por circunstancias, proyectos, caprichos, anhelos, intereses económicos, políticos, que le van dando forma o la deforman, que le ayudan o la agreden”.

Finalmente, Martínez Delgado dijo que los libros se toman su tiempo y en ellos intervienen muchas personas. Agradeció en lo particular a las instituciones coeditoras: la Universidad Autónoma de Aguascalientes, la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, el Municipio de Aguascalientes y Fomento Cultural Banamex.



Mantener viva la memoria, el reto de las celebraciones del bicentenario: Germán Mejía Pavony
diciembre 12, 2009, 5:25 pm
Filed under: difusión, memoria | Etiquetas: , , ,

Las conmemoraciones organizan el calendario y es éste lo que mantiene la memoria activa, expresó el doctor Germán Mejía Pavony, en la conferencia “Historia, memoria y celebración, a propósito del bicentenario de la Independencia de Colombia”, dictada el pasado miércoles 2 de diciembre, en el Centro Cultural Los Arquitos.

Mejía Pavony es Doctor en Historia de América Latina por la Universidad de Miami, profesor-investigador en la Pontificia Universidad Javeriana y en la Universidad Nacional de Colombia; actualmente es coordinador de la Comisión para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia de la República de Colombia.

En su conferencia, hizo un breve pero sustancioso recorrido por la historia de Colombia, a propósito del bicentenario. Explicó que en su país hay cierta tensión entre la memoria y la historia oficial, ya que esta última se construyó bajo la clave del centralismo. Hay en Colombia un régimen centralista que no cuadra con la diversidad de las provincias, puesto que la geografía colombiana se constituye de valles aislados entre sí y de una gran heterogeneidad cultural. “La nación colombiana”, dijo, “es una reunión de nacionalidades”.

El historiador colombiano señaló que ellos no tienen un 16 de septiembre, sino varias fechas importantes: de entrada, el 20 de julio de 1810, que marca el inicio de la lucha libertadora; pero también el 7 de agosto de 1819, cuando se registró el triunfo en la Batalla de Boyacá. 200 años después, las acciones deben encaminarse a restablecer la memoria, a recoger lo que resulta significativo para los colombianos. Para ello, comentó que están trabajando en conjunto dos ministerios, el de Educación y el de Cultura, en una apuesta por recuperar la memoria y visibilizar la diversidad, por reconocerse diferentes pero unidos por un proyecto común. De ahí la importancia de las conmemoraciones, desde su perspectiva, éstas mantienen la memoria activa.

Para finalizar, Mejía Pavony dialogó ampliamente con quienes asistieron a esta conferencia, organizada conjuntamente por la Regiduría de Educación y Cultura, del H. Ayuntamiento de Aguascalientes, y el Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes, con el objetivo de propiciar la reflexión sobre las celebraciones del bicentenario, algo que parece obvio que se debe conmemorar, pero de lo que en México se han desdibujado el cómo y el por qué.